“No va a ser el final de Apple”: tres expertos en identidad visual opinan sobre el polémico cambio de iOS 18

julio 7, 2024

"No va a ser el final de Apple": tres expertos en identidad visual opinan sobre el polémico cambio de iOS 18

Con la llegada de iOS 18 se producirán históricos cambios en el iPhone. Y no, no sólo por lo relacionado con inteligencia artificial de la mano de Apple Intelligence, sino también por la apertura a la personalización que permitirá cambiar el color de los iconos de la pantalla de inicio.

Esto ha generado polémica entre fieles a la compañía, divididos fundamentalmente entre los que apoyan esa posibilidad independientemente de que luego la usen o no, y por otro los que ven esto como un sacrilegio a la filosofía de Apple marcada por Steve Jobs e incluso ven peligrar la imagen de marca de Apple. En Applesfera hemos querido encontrar argumentos y nada mejor que preguntarle a tres expertos en imagen de marca y diseño.


Índice de Contenidos (4)


Una muestra de que la Apple de ahora se aleja de la Apple de Steve Jobs

Ios 18

Algunos ejemplos mostrados por Apple del tintado de iconos en iOS 18

Si en algo coinciden todos los expertos, y también cualquiera que vea los avances de iOS, es en que bajo el mandato de Steve Jobs las opciones de personalización de la interfaz eran mínimas. Apple se lo jugaba todo a una carta: la de su equipo de diseño. Sin embargo, con los años han ido camino a los usuarios para que dispongan de una mayor personalización. Así, cada vez es más difícil ver dos iPhone iguales. Bueno para unos, regular para otros y pésimo para otros tantos.

“Los cambios de iOS 18 me generan mucha inquietud”

Nacho

Nacho Carretero Molero, diseñador y divulgador sobre todo lo relacionado con diseño, arte y fotografía, se había pronunciado sobre estos cambios en sus redes sociales. Consultado por Applesfera, reconoce sentirse inquieto por estos cambios, y ya no tanto como experto en diseño, sino como usuario de Apple “desde que tiene uso de razón”.

“Los cambios de iOS 18 me generan mucha inquietud porque representan una nueva manera de concebir los productos en la compañía. Apple tradicionalmente ha ejercido de “tastemaker”, siendo ellos los que tomaban todas las decisiones de diseño para crear el mejor producto posible tanto a nivel hardware como software. En la época de Steve Jobs esta postura era casi inamovible, ofreciendo muy pocas opciones de personalización a todos los niveles. A medida que han ido dejando atrás esta posición tan dura (y tan propia de Jobs, celoso de salvaguardar la experiencia hasta extremos casi contraproducentes) Apple ha conseguido encontrar equilibrios muy inteligentes para ofrecer más personalización sin comprometer la calidad del producto.”

El Apple Watch fue el primer gran ejemplo, ofreciendo una variedad de opciones de hardware (acabado de la caja y correas) y de software (esferas) hasta entonces nunca vistas en Apple. Desde entonces iOS se ha ido abriendo poco a poco, pero siempre mediante soluciones pensadas hasta el último detalle para impedir que el usuario pudiera malograr la experiencia. La manera de personalizar la pantalla de inicio en iOS 16 fue otro ejemplo perfecto: los usuarios podían cambiar la tipografía y los colores, y usando IA se creaban efectos de profundidad muy chulos que jugaban tapando la hora, pero el resultado era siempre armonioso e indiscutiblemente Apple. Por contraste, el tintado de iconos que propone iOS 18 y la posibilidad de colocarlos en cualquier lugar de la pantalla da pie con demasiada facilidad a resultados visualmente cacofónicos. Ni siquiera la propia Apple ha conseguido crear ejemplos atractivos.

“Quizás se podría haber añadido más flexibilidad de otro modo”

Fernando

Fernando de Córdoba, conocido en redes como Gamusino, es experto en estrategia de marca, coincide con Nacho al analizar cómo Apple ha pasado del “depotismo ilustrado” a ser mucho más abierta a cambios por parte del usuario con opciones como las de iOS 18. Aunque, eso sí, no tiene claro si esta es la mejor forma de darle alas a los usuarios más entusiastas de personalizar sus iPhone.

“Hasta ahora, Apple decía cómo tenían que ser las cosas porque estaban convencidos de que tenían la mejor solución. Y muchas veces acertaban, aunque en otras tenían que envainársela. En este caso, la verdad es que no tengo muy claro que no tuvieran razón con dejar personalizar los iconos. Quizás se podría haber añadido más flexibilidad de otro modo.”

“Al final es algo opcional que está ahí para quien quiera”

Ezequiel

Ezequiel Sona es diseñador gráfico y director de arte en varias cabeceras editoriales, por lo que su opinión sobre la estética que pueden presentar los iPhone con el cambio de colores de los iconos es también de lo más relevante. Y, además, tiene clarísima su postura. La valora positivamente por ser algo opcional, ya que al final de serie en iOS 18 nos encontramos lo de siempre y el tintado es algo que debe buscar a propósito el usuario. Eso sí, este experto cree que pese a ello, Apple se deja “cosas por el camino”.

“Mi posición es bastante simple: cuando uno compra un producto de Apple, lo hace por la experiencia que la marca le proporciona. Esto implica seguir sus normas, a pesar de lo restrictivo que pueda llegar a ser. Tampoco diría que odie la propuesta de ofrecer una customización grande, al final es algo opcional que está ahí para quien quiera, pero sí que diría que se pierden cosas por el camino. […] Seguro que habrá usuarios profesionales que sepan sacarle buen partido aportando soluciones interesantes adaptadas a los gustos y necesidades de cada uno.”

¿Perjudica este cambio a la imagen de Apple por acercarse a Android?

Ios

Comparativa de pantalla de inicio en iOS 18 y Android 15 publicada por @techdroider en X

Tanto fans como detractores de Apple han tenido en esta ocasión algo en común a la hora de valorar estas novedades de iOS 18: se parece a Android. Esto no tiene por qué ser necesariamente algo malo. Es más, ocurre también a la inversa y en general sirve para traer siempre utilidades al consumidor independientemente de qué sistema elija. Sin embargo, es evidente que al final reduce las distancias entre ambos.

Y es que al final la imagen de Apple es importante y más cuando, como veíamos anteriormente, ha sabido diferenciarse de los rivales aunque fuese a costa de ser restrictiva. Y como la imagen de marca de una empresa no es sólo su logo, sino también elementos como estos, hemos querido que nuestros expertos analizasen si esto deteriora o no la imagen.

“Las opciones de customización que debería ofrecer Apple en sus OS deberían ser bastante limitadas”

Ezequiel Sona no cree que estos cambios puedan ser constitutivos de delito de alta traición en Cupertino por hacer parecer un iPhone a un Android. No obstante, a efectos de diferenciación sí parece estar de acuerdo en que el camino de Apple no debería haberse desviado de esta forma.

“Personalmente creo que las opciones de customización que debería ofrecer Apple en sus OS deberían ser bastante limitadas a cambio de ganar en un diseño más coherente y mejor estructurado, ya que esto es uno de sus principales valores. Llamarlo “traición” igual es pasarse, pero sí creo que es un paso en la homogeneización de las plataformas: cada vez hay menos diferencias entre ellas y, al menos en mi caso, esto hace perder el interés en el tema.”

“No se trata sólo de tu teléfono, es lo que percibe la sociedad”

Fernando de Córdoba, que recordamos que es precisamente experto en estrategia de marca, no ve que esto sea ni mucho menos el apocalipsis para Apple. Un pensamiento que en cualquier caso no le impide analizar estos cambios desde un punto de vista critico. Y, de paso, se acuerda de esa tipografía de Samsung (la ‘Choco cooky‘) que es amada y odiada a partes iguales.

“No creo que vaya a ser el final de Apple en cuanto a ser reconocida como una marca que apuesta por el diseño y marca estética, pero sí creo que en cierto modo erosiona un poco el posicionamiento de Apple. No se trata solo de tu teléfono, se trata de la imagen general que percibe la sociedad cuando ve este producto. Como cuando ves esos smartphones Samsung de última generación con toda la interfaz en esa horrorosa fuente manuscrita. Aunque tú no tengas uno así, aunque sea opcional ponerla, ya te condiciona la imagen de toda la marca si eres especialmente sensible al diseño.”

Que estos cambios sólo lleguen a iOS y iPadOS “abre la puerta a generar confusión en los usuarios y hacer más difícil identificar sus apps”

Nacho Carretero por su parte destaca lo que en cierto modo podría ser una incongruencia en los sistemas operativos de Apple. Esta posibilidad de cambiar el tintado de los iconos sólo llega a iOS y este experto ve cuando menos extraño el cambio de un dispositivo a otro. Algo que podría distorsionar de cierta forma la imagen general de Apple.

“Muchas apps de productividad por ejemplo emplean el azul para reflejar seriedad y racionalidad (Things, Spark, Mail, Files, 1Password, Safari, Outlook…), mientras que las apps de entretenimiento suelen optar por colores más vivos como el rojo (Netflix, Apple Music, YouTube, Instagram). Para otras, el color es una parte fundamental de la marca: el verde para Spotify, el amarillo para Grindr, el rojo salmón para Airbnb […] Dado que por ahora solo parece que vayan a ofrecer el tintado en iOS y iPadOS, abre la puerta a generar confusión en los usuarios y hacer más difícil identificar sus apps en diversos dispositivos, ya que ya no habrá manera para el desarrollador de asegurar que los iconos de sus apps mantengan la misma paleta de colores en todo el ecosistema. Un usuario podrá cambiar el color de sus apps en su iPhone y iPad, pero en su Mac, Watch, Vision Pro o Apple TV seguirán con el color de siempre

No será un drama para los diseñadores de aplicaciones (¿o sí?)

Iconos

¿Cómo “protegerán” los desarrolladores sus iconos?

Para todo desarrollador de aplicaciones es, o debería ser, una tarea fundamental la de hacer un icono de aplicación reconocible y atractivo. Armonioso, como dirían nuestros expertos. Sin embargo, que cualquiera pueda modificar ese icono libremente podría jugar en su contra. Y pese a que ya se podían cambiar iconos del iPhone mediante atajos anteriormente y que incluso el desarrollador ya podía ofrecer varios packs, esto cambia las cosas.

“Los desarrolladores tendrán que buscarse recursos para adaptar sus iconos”

Nacho Carretero tiene claro que estos cambios generarán algún que otro dolor de cabeza a los diseñadores. Sin embargo, recuerda que la propia Apple ofrece recursos para ello.

“Va a obligar a los diseñadores de iconos a replantarse la forma de diseñar los iconos para iOS. La propia Apple ofrece ya en su plantilla de iOS 18 algunos consejos a los diseñadores de iconos, indicando que el sistema aplica el tintado de forma gradual teniendo en cuenta la luminosidad de cada pixel. Esto posiblemente invitará a los diseñadores a usar degradados y otros recursos para crear iconos menos planos de lo que solemos encontrar en iOS desde el rediseño de iOS 7. Así mismo, es posible que esta novedad lleve a algunas apps a ser más originales en el diseño de sus iconos, poniendo más peso en crear formas más singulares y reconocibles ahora que el color dejará de ser un elemento fijo. Estos dos aspectos suenan positivos, sin duda, pero a qué precio. Las propias imágenes que ha compartido Apple en su web y en sus notas de prensa, así como las que han ido compartiendo usuarios de la beta en RRSS, algunas verdaderamente horribles, impiden no tener profundas dudas sobre por qué Apple ha tomado esta decisión.”

“Si tuviera una marca con una app, me preocuparía la falta de consistencia que esto puede acarrear”

Fernando de Córdoba, como  experto en marcas, se pone en la tesitura de ser propietario de una y  tener que lanzar una app que lleve su imagen. Cree que lo de iOS 18  puede ser un buen cambio para que los consumidores puedan adecuar esa  marca a sus vidas, aunque deja en evidencia que podría también generar  problemas.

“Si yo tuviera una marca con app, quizás me gustaría sentir  que la gente puede personalizarla para adecuarla a su vida, pero estaría  preocupado por la falta de consistencia que eso puede acarrear. Algunas  marcas basan gran parte de su identidad en un color y si ahora se les  arrebata esa diferenciación, pueden perder reconocimiento. Aunque  también es cierto que lo de cambiar a iconos personalizados (siempre  dentro de la gama que ofreciese la propia app) ya era una función  existente.”

“Que puedan cambiar un icono en su teléfono personal no implica un impacto tan grande”

Ezequiel Sona es de los tres  expertos el que se muestra menos pesimista con este cambio a vistas de  un desarrollador. Eso sí, deja en el aire la posibilidad de que puedan  aplicarse restricciones a los cambios, algo que por ahora no podrá ser,  ya que cualquier app con iOS 18 será susceptible de poder tintar su  icono.

Entiendo que los diseñadores seguirán haciendo su trabajo  con normalidad, dudo que una opción de personalización trastoque los  planes o la forma de trabajar de los profesionales. Que puedan cambiar  un icono en su teléfono personal no implica un impacto tan grande, a mi  parecer. Habrá que ver, en cualquier caso, si el propio desarrollador  puede aplicar restricciones sobre estos cambios.

De cara al usuario, prevalece algo por encima de todo: es opcional

Ios18

Imagen: Apple

Son varias las conclusiones a las que llegamos tras hablar con estos expertos, pero hay dos fundamentales por encima de todo. La primera es que efectivamente todo esto supone el paso definitivo de Apple a la personalización, siendo una apertura histórica muy diferente a la política que se aplicaba en la Apple de Steve Jobs.

Lo nuevo es útil para quien lo quiera y sin restricciones para quien prefiera lo de siempre

Sin embargo, hay una aún más importante y es la que más atañe a un consumidor medio: todo esto no deja de ser opcional. El aumento de cuota de mercado del iPhone en estos años lo ha convertido en un producto de masas y, como tal, llega a todo tipo de perfiles. Igual de libre será quien quiera crear un diseño armónico de colores, como aquel que tenga un mal gusto y quiera tener una pantalla de inicio horrenda. Como dice una vieja expresión, para gustos, los colores. Y no podría estar mejor aplicada aquí.

Y para aquellos que vean esto como una aberración, la buena noticia es que son exactamente igual de libres que los otros dos perfiles. iOS 18 no les obligará a personalizar el iPhone si no quieren. Pueden dejarlo como hasta ahora y disfrutar de ese diseño que, aunque evolucionado, refleja aquella idea de Steve Jobs.

En Applesfera | Apple Intelligence, primer contacto: así funciona la asombrosa IA que lleva a Siri a otro nivel

En Applesfera | Cómo y cuándo funcionará ChatGPT con Siri en tu iPhone


La noticia

“No va a ser el final de Apple”: tres expertos en identidad visual opinan sobre el polémico cambio de iOS 18

fue publicada originalmente en

Applesfera

por
Álvaro García M.

.

Comments 0

Deja una respuesta